close
close



Regístrate
close Inicie sesión para guardar los artículos en la lista de favoritos
close

    Este es el nombre de la creación olfativa de Anna Molinari —desde siempre amante de las flores, de sus formas y colores— dedicada a la flor del nenúfar o ninfa, símbolo de pureza e intérprete de una fascinante faceta del universo femenino. La esencia tiñe de rosa el frasco de cristal, protegido por un embalaje de tonos celestes “Tender Parme”: una fina acuarela con las notas de corazón del jazmín solar, la lavanda y la orquídea y donde el nenúfar es protagonista. La mirada soñadora de la modelo Anna Speckhart se espeja en el agua, como las ninfas, en un juego de sugestiones emotivas: un guiño a las tenues pinceladas de los pintores impresionistas, interpretado por el objetivo de Michelangelo di Battista.